El sueño…
el sueño es el hermano de la muerte.
Así que túmbate bajo este esqueleto en la frialdad de la tumba.
Permite que el abrazo de sus muertos brazos
te mantenga totalmente a salvo y dormido.
Enterrado en un sueño…
silenciosamente….
Para siempre bajo tierra




El Vampiro de la Postguerra





John George Haigh -El Vampiro de la Postguerra


Haigh nació en 1910. Sus padres militaban en la Plymouth Brethren (Una secta religiosa inglesa, puritana hasta la nausea, que prohibía todos los placeres del mundo). El alcohol, el juego, la radio, el cine y los periódicos eran para los padres de Haigh vehículos del mal, sin distinción posible entre ellos, Su manía los indujo a prohibirle a John que tuviera amigos o que llevara visitas a casa, pues significaría llevar a ella influencias diabólicas.

Asesinó a nueve personas. Bebió la sangre de todas ellas, hecho que causo un escándalo en Sussex y le valió el sobrenombre de "vampiro de la post guerra" su libro Terror by Night (1963), comenta la reacción de este vampiro contemporáneo durante el juicio: La única vez que perdió la compostura fue cuando sus crímenes se calificaron de asesinatos. No tenía la más ligera noción de lo que era bueno o malo, de las leyes o de sus víctimas.

Para él, los asesinatos habían sido un mero ritual; según sus propias palabras, formaba parte de su destino. En su alegato, insistió en la ausencia absoluta de premeditación, puesto que las muertes eran resultado de la revelación divina y las relacionaba, vagamente, con la vida eterna. Cuando el juez le pregunto si le importaba su propio destino, permaneció tranquilo y se comparo con Cristo frente a Pilatos. Los abogados defensores de Haigh llamaron al doctor Henry Yellowlees, psiquiatra, para que procurara situar al vampiro como demente y no como asesino. El doctor presento un análisis de los sueños de Haigh y dijo que eran "catalizadores de sus crímenes". Para los científicos, la psicología de Haigh era la de un adolescente que se masturba y asocia de inmediato el semen con la sangre.
Haigh (decían) era capaz de experimentar la misma exaltación derramando uno y otro líquido.

MiNatura Nº 83
Revista Digital de lo breve y lo fantástico

2 Comentarios:

Duende ...

Un relato increíble... me ha dejado enredado entre remolinos de sangre... la perturbación de la mente asociada al sexo y a un exceso de puritanismo, tiene resultados impredecibles...

bien podría haber sido un vampiro como un pirómano... el desquicie es como el viento sopla en cualquier dirección...

Salu2 duenderiles

LuzdeLuna ...

Así es! y como deja entrever el relato, provocado por una absoluta represión desde niño y supongo que, además, trastornos severos en su mente. :S
Saludos

Los comentarios son moderados debido a la gran cantidad de span.
Gracias por comentar!
tu opinión será publicada en breve!

 
inicio