El sueño…
el sueño es el hermano de la muerte.
Así que túmbate bajo este esqueleto en la frialdad de la tumba.
Permite que el abrazo de sus muertos brazos
te mantenga totalmente a salvo y dormido.
Enterrado en un sueño…
silenciosamente….
Para siempre bajo tierra




Seamos Realistas, Pidamos lo Imposible!!


A 40 años del Mayo Francés, cuando la poesía estuvo en las calles.











Todo empezó en 1968 en la Universidad de Nanterre, se propagó al Barrio Latino de París y se extendió a la velocidad de la luz por el mundo, y consiguió resquebrajar los cimientos de la sociedad, la autoridad y las estructuras de poder en Francia.

Desde el 22 de mayo hasta el 16 de junio de 1968, mientras los adoquines llovían sobre los policías en París y los estudiantes gritaban desde las barricadas que estaba "prohibido prohibir", tal vez nadie imaginara que ese movimiento juvenil –el más festivo, vasto y pacífico que conoció la historia moderna– se convertiría en una bomba de tiempo que terminaría con la sociedad patriarcal, permitiría la emergencia de las mujeres y los jóvenes como actores sociales de pleno derecho.
París 68 / Córdoba 1969
Visto desde la Argentina, donde el Cordobazo agrietó el régimen dictatorial de Onganía, forzó su alejamiento e incubaría una violencia política monstruosa cuyas consecuencias vivimos después con desaparecidos, ostracismo político, exilios forzados y liquidación de una generación, Mayo 68 aparece muchas veces como una algarada lírica, otras como una copia atrasada de la revolución hippie norteamericana, y generalmente como un problema interno de un país retrógrado y reaccionario. País que gracias a esta movilización obrero-estudiantil (que rápidamente se volvió sólo estudiantil cuando los obreros lograron un 35% de aumento en su salario), por fin dio vuelta al codo de la historia.
Como hace 40 años, Mayo del 68 sigue revelándose contradictorio e inasible. Y todos y cada uno, como a cualquier fenómeno histórico de fuste, le siguen aplicando categorías y lecturas que difícilmente trasciendan el particularismo o los intereses adquiridos.

Las Universidades con sus catedráticos y estudiantes, las fábricas, los talleres, las oficinas, los empleados públicos, paralizando la vida de un país, no fueron movidos por agitadores . La revolución de mayo, sin una ideología marcada, sin casi otros líderes, que algún joven universitario, es la señal más terminante de indignación contra un mundo injusto.
Los jóvenes, en vanguardia, los trabajadores con su gran homogeneidad dijeron su no, en Francia, en aquel mayo de 1968. Por eso sin duda, el entonces gaullista Malraux escribió que “el encuentro del elemento juventud y del elemento proletariado es un fenómeno sin precedentes”.
En todos lo edificios ocupados en París por los estudiantes florecieron banderas rojas y negras: en la Universidad, en los Liceos, en las Escuelas, y hasta en los teatros. En todas las ventanas ondeaban banderas rojas y negras, como en un alegre festival.
Al mismo tiempo empezaban hablar las paredes, secularmente sordomudas. Los muros nos decían: “La Poesía está en la calle”; “Las libertades no se dan se toman”, “Sólo la verdad es revolucionaria”, ”La cultura es la inversión de la vida”, “Prohibido prohibir”...
El 14 de julio de 1968 ardió la última barricada en la plaza de la Bastilla. El resplandor de aquella hoguera iluminó la noche que dejó atrás tantos días luminosos, en los que la poesía estuvo en la calle. Y es que, como escribió aquel estudiante parisino en un muro: “Sólo la verdad es revolucionaria”.

Leer también...


Desayuno
Jacques Prévert

Echó café
En la taza
Echó leche
En la taza de café
Echó azúcar
En el café con leche
Con la cucharilla
Lo revolvió
Bebió el café con leche
Dejó la taza
Sin hablarme
Encendió un cigarrillo
Hizo anillos
De humo
Volcó la ceniza
En el cenicero
Sin hablarme
Sin mirarme
Se puso de pie
Se puso
El sombrero
Se puso el impermeable
Porque llovía
Y se marchó
Bajo la lluvia
Sin decir palabra
Sin mirarme
Y me cubrí
La cara con las manos
Y lloré.



4 Comentarios:

Bastian Von Tunnen ...

Todavia sigo creyendo que vamos a tener otra oportunidad de cambiar las cosas. Desde la cultura y la educacion sin duda es el unico arma que tenemos. Y como se dijo en aquella epoca: "Lo imposible solo tarda un poco más".
Beso!

Autumn Sonnet ...

Áedan me enseño que no hay Espada mas cortante que un Verso.....

quizas sea hora de Luchar ^^

Por Cierto ya abri mi sitio espero pases por ahi ^^

Un Beso

http://lluvia-celta.blogspot.com/

Luzdeluna ...

Bastian creo que las oportunidades las hacemos nosotros, siempre y cuando tengamos las agallas como para cambiar las cosas! eso es algo que admiro de los estudiantes de aquella época!
Un abrazo!

Luzdeluna ...

Holaa Sirrr, desaparecido! Se le extraño Caballero con nuevo look!
Un abrazo

Los comentarios son moderados debido a la gran cantidad de span.
Gracias por comentar!
tu opinión será publicada en breve!

 
inicio