El sueño…
el sueño es el hermano de la muerte.
Así que túmbate bajo este esqueleto en la frialdad de la tumba.
Permite que el abrazo de sus muertos brazos
te mantenga totalmente a salvo y dormido.
Enterrado en un sueño…
silenciosamente….
Para siempre bajo tierra




Un Mal Viaje - Barnabás





Un Mal Viaje
Barnabás

Hacía ya un par de años que Claudio y Marcela eran novios, y quizás pocas parejas fueran tan desinhibidas en la intimidad (aunque eso en realidad en estos días es dudable) y siempre andaban en la búsqueda de nuevas sensaciones en lo que fuera sexo.
En algunas ocasiones, si el dinero lo permitía, ocupaban todos los afrodisíacos conocidos..., o los que estuvieran de moda, mariscos, en especial las ostras, champaña,chocolates, cremas varias, retardadores del orgasmo tanto femenino como masculino,hasta polvo de cuerno de rinoceronte (si realmente lo era), que en una encopetada fiesta les regaló un ya ebrio jefe de Claudio, que según les contó en su media voz de ebrio que pretende ser discreto, había ocupado con bastante éxito con varias de sus secretarias, y que a sus ya 60 años, no había tenido problema alguno con hembras de 25 les dijo, cerrándole un ojo a Claudio y agregando cerrándole un ojo ahora a Marcela, que si el a sus años había complacido hasta el hartazgo a una veinteañera, que no podría hacer un hombre joven como Claudio con esos polvos, sugiriendo que el sexo sería maratónico....,y debían reconocer que en verdad si lo había sido, pero sospechaban con bastante certeza que el buen resultado del polvito aquel tenía más que ver con la cocaína y el viagra molidos, que con los cuernos de un rinoceronte.
Ya que mencionamos la cocaína, ella también tubo su momento en el año de relación de Claudio y Marcela, una amiga de esta en esa ocasión le regalo unas "líneas",diciéndole que había tenido el mejor sexo con su novio aspirando algo de ese blanco polvo, y mamandoselo luego de “espolvorearle” algo de él en la cabeza del pene, así mismo lo hicieron esa noche, luego de juntarse, previo llamado “urgente” de Marcela a Claudio, contándole el “regalito” que le habían hecho, en otras ocasiones siguientes a esta también estuvo la cocaína presente en su sexo...., sin embargo decidieron dejarla, ya que les asustaba hacerse adictos, y era complicado de conseguirse, además de caro, claro que si en alguna fiesta les ofrecían alguna “rayita” no le hacían asco alguno.
Más tiempo, (y ha decir verdad, no había sido desterrada aún), llevaban consumiendo marihuana, cuyos efectos les parecían bastante más amables que el de la coca, y también más excitantes, por un lado la perdida del paso del tiempo no era tan marcada como con la coca, no quedan a su vez rígidos ni tampoco con sensaciones de angustia, la languidez que les proporcionaba la marihuana les parecía maravillosa, les daba la sensación de que todos los poros de su piel se les despertaban, y lo mejor creían que fumados cada uno se preocupaba de darle el máximo placer al otro, así las caricias se hacían eternas, las experiencias con sus lenguas en sus sexos eran inacabables, y las cogidas parecían que duraban horas y horas.
Y sin embargo nunca estaban satisfechos, continuamente trataban de agregar algo más a su relación, a veces coqueteando con la perversión, así les parecía al menos cuando les dio por ocupar diversos tipos de disfraces, así Marcela fue, policía, enfermera, profesora, prostituta, mesera, colegiala...., y Claudio también, paso por todas las ramas de la defensa, fue bailarín, colegial, etc,etc...a veces jugaban a tener ciertos roles, si Marcela hacia de colegiala, obviamente Claudio hacia de profesor y viceversa, se fumaban unos porros algo de beber, y a inventarse historias...,pero pasaban unas semanas y les parecía que era rutina los más osados inventos en sus juegos de alcoba, cabe acá aclarar que nunca llegaron a practicar cosas como los cambios de roles, es decir Claudio nunca se vistió de mujer, ni Marcela nunca se puso uno de los tantos consoladores que tenían en su pubis para cogerse a Claudio, ni tampoco practicaron nunca el intercambio de parejas, la cosa era entre ellos dos y con sexo entre ellos dos, cogiendo cada uno en el rol que la naturaleza le dio.
Pero siempre les aprecia que no era suficiente, siempre deseaban agregarle algo más, fue así como lo mencionados consoladores hicieron su aparición, compraron de diversos tipos, de goma, otros con baterías, pero si bien les excitaban en un principio, para Claudio fueron una envidia, ya que el veía gozar con ellos solo a Marcela, nunca se cansaban y sin querer confesárselo...,en tamaño tampoco podía competir mucho, y como dijimos a el no se le paso por la cabeza el usarlos, ni menos a Marcela pedírselo, ella quería a su hombre bien hombre y dentro de su fuero interno Claudio así se sentía..., al final como todas sus complementos eróticos fueron dejados de lado por el paso del tiempo y eventualmente vueltos a usar como todo lo que ellos iban probando, como los juguetes y los niños, cuando un niño abusa en su uso de un juguete, prontamente le aburre y le deja por ahí, más al paso de los días y si por casualidad le ve o recuerda, gustoso vuelve a ocuparle, recordando siempre el placer que este le brindo la primera vez, así mismo eran la pareja de Claudio y Marcela con sus porque no llamarles así también “juguetes” , eróticos en este caso.
La pornografía siempre tubo un lugar de privilegio en su relación, empezaron con revistas más bien eróticas y terminaron en internet viendo como a unas chicas se las cogía un caballo y a otra un puerco, debemos decir que en este capítulo de la relación de Claudio y Marcela, fue quizás el que podríamos denominar como “pervertido”, ya que pasaron por como vimos recién por todo la que fuera "cogible”....,en imágenes, pero también pronto les hastío, como siempre seleccionaron el material que más les agradó y fue también guardado.
Hasta que llegó el memorable día en que a Claudio un cliente que volvía de Europa le trajo de regalo por unos “negocios” no tan limpios que habían hecho un par de “estampillas” de LSD, asegurándole que era lo mejor que había , que el Éxtasis ,si bien te “calentaba a mil” con el ácido podía llegarse a “estados místicos” en el sexo. Claudio por supuesto engancho con lo que le decían eh impacientemente espero hasta la hora de salida volando para ir a buscar a Marcela y encerrarse en algún motel del centro.
En la habitación de uno de ellos se encontraban justamente ahora, cada uno con una “estampita” en su mano, moviéndola de la lado a lado sin decidirse y consumirla..., al fin se miraron , se rieron y ambos al mismo tiempo se la echaron a la boca, y expectantes se quedaron esperando los efectos de la droga. Sin embargo como ocurre en la mayoría de las veces en que estamos expectantes esperando algún resultado....,este no llegaba, al cabo de unos 15 minutos Claudio y Marcela , algo decepcionados se miraron nuevamente y comenzaron lentamente con sus rituales de sexo acostumbrados, se besaron como siempre y también como siempre comenzaron a besarse interminablemente, era un orden que siempre mantenían y como siempre también veía que obtenían los resultados esperados y la erección de Claudio ya se notaba por sobre los calzoncillos, y los pezones de Marcela ya estaban como si fueran de piedra, y su sexo ya empapaba sus mínimos calzones, siguieron encuerándose completamente y comenzaron a masturbarse mutuamente con el placer de siempre, el fallido efecto del ácido había quedado en el olvido, sería una anécdota más y el cliente de Claudio sería molestado por el buscándose algún desquite....,y sin embargo él había cumplido y las estampillas de LSD no estaban para nada ni “vencidas” ni malas, solo que como todos los alucinógenos actúan en diferentes tiempos en diferentes personas, y fue Claudio quien primero percibió las efectos del ácido, colores que nunca creyó existieran se le pasaban ahora por delante, el tiempo le pareció un inventó y su mujer la más hermosa que pisaba la tierra....., preciosa, hermosísima compañera de su vida, Claudio completamente feliz y para ser franco, no solamente por la química el en verdad se sentía enamorado y acostado desnudo de espaldas y contemplando como esta sin igual mujer lo masturbaba y que ahora que había logrado la erección se preparaba a darle una exquisita sesión se sexo oral, sonriente se acomodo aún más y esperó el placer.
Marcela también comenzó a sentir los efectos del ácido, precisamente cuando masturbaba a Claudio, y ella no vio lindos colores, sino que se vio retrocedida en el tiempo, y volvió a experimentar cuando tenía 12 años y también masturbaba a un hombre, pero este era viejo, gordo y la asustaba diciéndole que si contaba alguna vez aquello el no solo no le daría dulces, sino que vendría a matarla, ya que como su “tío” el podía entrar cuando quisiera a la casa, además su madre nunca le creería que el su hermano, le hacía esas cosas a su “sobrina predilecta”, Marcela comenzó a masturbar cada vez más rápido a su tío, Claudio en verdad...., “ahora me vas a mamar el kojac” le decía siempre que el degenerado ese quería que le practicara sexo oral, si bien nunca la violó, digamos vaginalmente, la manoseo por años y siempre le exigió que le tocara y chupara su cosa, siempre medió hedionda y húmeda, siempre sospecho que de orina, el viejo de mierda ese nunca perece que aprendió a mear bien, o bien el cáncer de próstata que lo mató ya estaba haciendo su trabajo por esos años, pero ella siempre quiso vengarse de esos años de miedo, siempre quiso hacerle daño al jodido viejo de mierda de su tío, y ahora que tenía esta nueva oportunidad ella no la dejaría pasar, el viejo tendría a pesar de todo su castigo.
Él gritó paralizó a todas las parejas que a esa hora hacían el amor en el motel aquel, y cuando al fin llegó la policía al lugar, se supo que en la habitación 113, a un hombre la mujer con quien estaba le había arrancado el pene de una sola y furiosa dentellada.

alfredoayala_r@yahoo.com


2 Comentarios:

kaisser ...

Del placer al dolor, del gozo al sufrimiento; cuando las cosas parecen perfectas, todo acaba...

Muy buen texto

Luz de Luna ...

Y acaba muy mal!!!!!!:$ algo bizarro el cuento!ja
Holaaa Kaisser, saludos

Los comentarios son moderados debido a la gran cantidad de span.
Gracias por comentar!
tu opinión será publicada en breve!

 
inicio