El sueño…
el sueño es el hermano de la muerte.
Así que túmbate bajo este esqueleto en la frialdad de la tumba.
Permite que el abrazo de sus muertos brazos
te mantenga totalmente a salvo y dormido.
Enterrado en un sueño…
silenciosamente….
Para siempre bajo tierra




El Despertar de la Noche





El despertar de la noche

Asombroso...Aquella imagen no cesaba de repetirse en mi mente.
Tan solo había transcurrido un día en el calendario de mi reloj...pero para mi era una eternidad..
Eternidad. Curiosa palabra para describir una vida que nunca terminaría... en fin, ¿que podía hacer?
Me quite el reloj, ya no creía necesitarlo.
Y ahí estaba esa imagen, era yo...no era yo mismo, pues algo había cambiado en mi interior..algo que no podía percibir con la vista, algo que sabia que estaba ahí, fijo, con esa pose inexpresiva que siempre había tenido mi rostro.
No recuerdo muy bien...aquella noche... ayer mismo... el tiempo había perdido el sentido para mi.. Estaba en una casa desconocida...desorientado, solo...sentía mi cuerpo como si nunca hubiera sido mío... podía oír perfectamente todo a mi alrededor, mi paso era mas firme que nunca pese a que ...que algo...me hizo perder las fuerzas aquella noche.

No me gusta beber, no soy dado a la bebida, en el suelo de la habitación había una botella de whiskey a la que solo le faltaba el equivalente a un trago temeroso , y un vaso roto manchado ligeramente de sangre. ¿porque me atraía aquel dulce aroma? No recordaba, ese aroma...tan dulce, ligeramente desconocido, me volvía loco.
Escapé de la habitación a una velocidad que no era consciente haber tenido jamás, y salí al balcón de la salita. Nunca vi demasiado bien en la oscuridad, sin embargo, aquellas luces del paseo de la bahía me deslumbraban como jamás lo habían hecho...Y si miraba hacia el horizonte, en el reflejo débil de las estrellas, vislumbraba a la perfección pequeñas embarcaciones que se dejaban mecer por las tranquilas aguas de aquel puerto... reconocí la ciudad enseguida, era Avilés. Mi ciudad natal... Anoche...si, hubo un concierto de goth, o eso creía....
De un extraño modo no podía recordar bien lo que había sucedido...se que había alguien...en ese antro...era de noche, recién acabado el concierto, si, como ahora, la luna brillaba roja.
Hoy la luna se reía impasible.
¿Que quien era yo?
Ahora no lo podría asegurar...Cuando alguien me preguntaba quien era, respondía que era yo, Cormac, atleta de elite, estudiante de ingeniería, pero no.
Ahora no. Ahora sabia que no era así, me quitaba las etiquetas, me desposeía de mi propio ser. Solo era un punto de energía que nunca mas se transformaría...

La brisa marina acariciaba mi largo cabello rizado y me tapaba la cara cada vez que cambiaba el sentido para soplar, y hacerme sentir un hombre nuevo...
Hombre nuevo...no era exactamente un hombre, algo me hacía creer que no, que mi tiempo había expirado.
De pequeño(realmente yo no aparento mas que un joven de 19 años) me gustaba leer cuentos a la luz de la chimenea del salón de mis padres, aquel salón en que tantas veces fui inocente, cuentos de seres que nunca vi, de seres románticos, etéreos, impasibles al transcurso del tiempo...cuentos...o mas bien historias de aquellos llamados nosferatu.
Recuerdo que a mi padre no le hacia gracia que leyera esas historias, me decía que no debía deleitarme con horrores...cuanta razón tenía... Mientras divagaba acerca de mis recuerdos de niñez, apenas percibí una presencia tras de mi, algo que se ocultaba tras un manto de negrura, que no me dejaba ver a través de ella.

Siempre tuve un don para las personas, aquel don que nos hace llamar brujos a quienes lo muestran. Podía ver las almas de las personas de mi alrededor, un carnaval sin fin de colores y sentimientos, de miedos, pasiones, descubriendo en cada ser le propia esencia de su humanidad.. Tal vez aquella presencia no fuera humana...No obstante me sentía observado, me gire repentinamente.
Nadie. La salita estaba alumbrada con los escasos restos de una vela que llevaba demasiado tiempo encendida...
Busque por toda la casa, con precaución de que no hubiera nadie mas...Una vez volví a la salita me fije en un pequeño radiocasete que tenia un CD puesto.
Lo puse. Demasiado alto. Ahora mis oídos podían escuchar demasiado en el silencio. Era Tiamat...mi grupo preferido...
La música sonaba como una sucesión de notas perfectamente coordinadas...era como la liberación de una condena...o eso creí oír, por debajo del dolorido grito desgarrador del alma de su voz...ellos tampoco eran humanos...y nos lo hacían ver tan descaradamente...como Lestat, aquel vampiro de las fantasías de Anne Rice... solo que aquí era real...real como las gaviotas que gemían en la oscuridad en busca de su presa...
Me di cuenta de que tenia un hambre atroz... Me dirigí con paso firme a la cocina, para buscar algo que me saciara en la nevera, mas estaba equivocado, estaba buscando en el lugar equivocado...la comida me daba asco, como si mi cuerpo por mero instinto lo rechazara... Y tenía hambre, demasiada, como un león tras mucho tiempo sin cazar... Pero no sabia porque, ni porque ese repentino rechazo hacia la comida, uno de mis escasos placeres anteriormente, ahora un vano intento de acercamiento me daba arcadas...

Y me senté en un sofá de la salita a esperar, pues alguien me tuvo que traer allí...
Me di cuenta de que no tenia calor, ni frío, de que no sentía nada de mi alrededor..
Tal vez fueron segundos, quien sabe, mirando aquel cuadro que en otro momento me habría parecido vulgar. Una jauría de perros de caza atacando a un ciervo que, en un intento de librarse de sus cazadores, les cornea y se defiende sin intentar huir...Si, los colores, la posición de cada uno de los perros, era como si no fuera un diseño cualquiera, como si estuviera premeditado, vi al pintor, desesperado, con la brocha y un lienzo en blanco, llorando por el ciclo de la vida y comprendiendo en ultimo instante que debía ser así.

De repente me sentí sucio, como las almas humanas cuyo único fin es destruir la naturaleza...solo era mi ropa...manchada en sangre seca de apenas una madrugada. Manchada y harapienta.
Mire en la habitación, allí estaba , frente a la cama, unas ropas negras de estilo egipcio, como mis harapos sucios, y encima de esas ropas, una nota que oraba: “Eres una nueva luz por encima del tiempo” No comprendí muy bien su significado, ¿era para mi?

Me vestí rápidamente, no sin antes darme una ducha..el agua quemaba, mi piel ardía...¿que pasaba? demasiado caliente. Puse el agua helada, ahora si estaba bien... Pasaban las canciones hasta que el disco se termino..y de nuevo, pude percibir esa presencia que me observaba, si, en efecto, había alguien en la casa, ¿ como es que no lo pude ver antes?¿sería tal vez un fantasma?, No, no lo era, era tan real como yo, y ahí estaba, una figura esbelta, no mas que yo, pero bella, estilizada, un ángel oscuro...

Se acerco a mi. La luz de la noche desvelo el rostro mas hermoso que jamás habían visto mis ojos.
Observe su rostro, cada detalle era perfecto, ni un fallo, ni una imperfección, pálido, con unos ojos negros azabache en contraste. El cabello le caía suelto con una gran melena sobre ambos hombros, anchos y fuertes, de una persona estilizada, como un nadador profesional...una mas bien....
Era bella, su pecho estaba cubierto por un corsé aterciopelado granate, como las damas antiguas del siglo XVIII , llevaba una falda de medio vuelo negra, hasta mas debajo de los tobillos, con un ligero toque de capa al caminar. Una perfecta “gótica”. Me miro, sonriente, pero su sonrisa me inquietaba, algo perturbadora a la vez que con gran poder de seducción...y aquella melancolía en su mirada...

-Te amo...(comenzó ella) Siempre te he amado...siempre hubo algo en ti que te hizo especial, llevo mucho tiempo esperando el momento ideal...y ayer eras tan hermoso, tan perfecto...mas que de costumbre...una nueva luz por encima del tiempo.
“De costumbre”, ”una nueva luz por encima el tiempo”...aquellas palabras se repitieron como un eco abordando toda mi mente...siempre me había observado, luego no es que el hecho de ser así me hubiera limitado los poderes, sino que lo expandió como el capullo de una rosa con el sol .
Por otra parte, una nueva luz, he ahí que la nota estaba destinada a que yo la leyera, pero todavía no me atrevería a decir nada al respecto de lo que consideraba una nueva condición...
¿Hermoso, Yo? No pude evitar esgrimir una sonrisa de vanidad, siempre fui vanidoso, pese a que no me consideraba para tanto...Pero ¿qué me hacia tan especial?,¿ por que yo?¿qué me diferenciaba del resto de los mortales?

Ella se limito a responder, como si mis mas profundos pensamientos fueran gritos en sus bellos oídos:
-Porque tu también lo ves, porque eres un guerrero, mi pequeño guerrero. Porque eres algo que yo una vez fui, porque eres mi alma gemela....
¿Almas gemelas? (Eso no me caía nuevo) ¿por qué no lo vi?¡(la desconfianza surgió de repente)
-Dime una cosa, tu nombre.¿quién eres?
-Porque te empeñabas en creer demasiado en la humanidad como solución de la vida y del mundo...Y (ella hizo una pausa),para qué quieres saber mi nombre, pues soy lo mismo que tu...pero si tanto interés tienes, puedes llamarme Yelanica.
Tal vez fuera una respuesta como otra cualquiera, pero algo me hacia pensar que encerraba mas significado del que aparentaba...porque me conformé con su respuesta y callé.

Largas horas ( no sabia a ciencia cierta cuantas, pero la luna acababa de pasar la media del horizonte) transcurrieron hablándome ella de mi nueva condición, hablándome de la expansión de mi mente que había tenido lugar, cómo era posible... Yo apenas hablaba, pues ella de antemano sabía en todo momento lo que iba a decir, conocía todo mi pasado, y fue ella la que me ayudó a ver que en ocasiones las palabras no decían nada...
Pasado ese tiempo, comprendí por fin, desvelando así mis temores asimismo mi pasión , el significado de aquella nota con tantos sentidos...si.
Era un vampiro.
Comprendí entonces que debería cazar vidas, aquellas que estuvieron siempre a mi alrededor, que, ahora, nunca mas vería el sol, que mi transcurso por encima del tiempo había llegado a su final, pero que a su vez no era mas que el principio de una vida de eterna belleza...(si, y desgracia, y dolor, y pena, pero eso es algo que hoy no recordare)...

Me habló del equilibrio, de la progresión del alma hacia algo superior, del ciclo de la vida y la muerte como dos puntos mas en el transcurso de las almas. Y, por fin...me explico que sucedió la pasada noche...
-Siéntate, mi pequeño guerrero, pues ahora te voy a contar la historia que tu mente se niega a aceptar, lo que te impide que recuerdes nada de lo que sucedió a excepción de meros flashes de imágenes que rondan tu redescubierta mente: Como bien sabes, ayer hubo un concierto de esa música extraña para gente inconformista ( ¿por que no podía ir al grano?, necesitaría tanta ceremonia siempre?)-apenas me atreví si quiera a pensarlo ya que parecía que podía leer mis mas oscuros sentimientos, incluso...
- Ella sonrió, me calmó con la embaucadora melodía que era su voz, diciéndome que no tuviera miedo, que ella estaba aquí para ayudarme en mi camino y para hacerme ver con ojos cerrados...
Prosiguió: -Te observe todo el concierto, como te ibas agitando al son de las guitarras, como se movía tu pelo rasgando el aire, como gritabas y aullabas como una bestia salvaje, como disfrutabas en pleno frenesí común a todos, pero estabas por encima de ellos...pude ver cómo alzabas los brazos al cielo, cruzando el umbral de los sueños, para sumergirte en la melodía...Pude...ver tu esencia, la pureza de tu ser...eras mas hermoso que nunca...Debía inmortalizar esa belleza para que el mundo no se perdiera las pocas maravillas de la propia naturaleza...aunque para ello te tuviera que hacer como eres ahora...un desafío al mismísimo “Dios” de las religiones. No permitiría que te fueras de este mundo, ni que se malgastase tu belleza con el paso de los inviernos... Y por otra parte, egoísmo puro...No quiero estar sola. Basta de estar sola, es una tortura pasar las edades de los hombres sin mas compañía que la propia mente...( hizo un silencio, pareció que la eternidad pasaba por su rostro para mostrar una mueca de dolor, pero antes de que lo advirtiera, seguía tan serena y bella como siempre)Necesitaba a alguien que me comprendiera, que aceptara lo que somos, que supiera como hacer feliz a esta dama, necesitaba un aprendiz, mi pequeño guerrero, necesitaba un maestro que me enseñara los secretos de esta nueva era, de la vida que hace tanto tiempo olvidé...te necesitaba.

La charla proseguía sin ninguna interrupción por mi parte, a excepción de algún cigarro, que por propio impulso, mera costumbre, me llevaba a los labios...para consumirse en el aire como los restos del rocío del alba...
-No creas que eres el primero. No creas que tu belleza es única en todas las épocas de la vida humana. No, sería una decepción por tu parte pensar eso. Peor el caso es que estas aquí, y espero que tu fuerza sea acorde a tu ser... no me defraudes, se uno junto a mi... he esperado este momento demasiado tiempo...( se interrumpió al momento). Pero me estoy yendo por el camino equivocado. Te dije que te contaría la historia. Pues bien ( prosiguió) Al salir del concierto, estabas eufórico, podía escuchar la manera en que tu corazón seguía manteniendo los compases de aquella endiablada batería. Te dirigiste hacia esa taberna llamada Mortuoria, te sentaste solo, con una tremenda sonrisa en tus labios, y pediste un zumo...

Ja ja ja ja ( se rió discretamente ) un zumo, no querías manchar tu cuerpo ni tu lúcida mente con el alcohol, tus penas as ahogabas de otra manera, que solo tu y yo sabemos (se que lloras por las noches hasta caer dormido cuando el sol se alza entre las nubes, se que escribes interminables poesías para ahogar tu llanto cada tarde -interrumpió su relato- )...
Y fue, entonces, cuando, por fin, tu mirada y la mía chocaron como dos tempestades enfrentadas. Te acercaste a mi, con tu fingida seguridad y autosuficiencia Me besaste sin mediar palabra.. Estabas tan hermoso, tan hermoso..Te amo ( interrumpida por sus divagaciones, hizo un breve silencio)

En seguida nos encontramos caminando, como amantes en la oscuridad, por el paseo que refleja las farolas que te deslumbraron antes, hablando de intimidades con una confianza nacida del amor, se que me deseaste, que me amaste, cuando nos sentamos en un banco, y me dijiste todo con una mirada...Incluso como mortal, tus ojos pueden reflejar los colores del mundo, como mortal, hechizabas con tu mirada, me sumergiste entre tus brazos, y nos besamos hasta muy entrada la noche. Fue entonces, temiendo perder tu compañía aquella noche, cuando decidí convertirte en lo que eres. Te lleve a este chalet a la orilla del mar, donde te ofrecí beber whiskey, y cuando fuiste a echar un trago, el vaso se rompió en tu mano, como si algo en tu interior no deseara beber. Entonces me lancé, comiéndote a besos, mordiendo y saboreando cada parte de tu piel, tu sangre era sumamente exquisita, y si no te quisiera como acompañante, te habría vaciado como el sediento vagabundo del desierto...pero me controlé, y en tu suspiro se cayó la botella...

Me fije en el vaso roto, cor restos de tu sangre humana, y decidí dejarlo para que despertara tu hambre... Y he aquí, cuando en tu suspiro me desgarré el brazo con una uña para que manara mi fuerza por ti...solo te diré, que eres demasiado fuerte, cuando eras un simple humano, y ahora, que tienes sangre de mas de dos mil años en tus venas ( sin inmutarse por mi cara de asombro ante aquel desvelo breve de su pasado, se interrumpió para darme un concreto matiz sobre su vida humana)... “Lo poco que te puedo decir de mi, porque mas no puedo recordar, es que fui en su momento una sacerdotisa de Seth...
” Eres incluso mas fuerte que yo. ( Prosiguió) Entonces, una vez te recuperaste, caíste dormido por las emociones que no cesaban de manar de tu alma. Y he aquí la noche que se oculta como una laguna en tu interior.
Estaba acabando de asimilar el relato de la que seria ahora mi maestra y compañera, pues me había enamorado cada parte de su ser, entonces volví a sentir aquel olor a sangre seca, no obstante dulce y se me abrió de nuevo el apetito.
Cuando quise advertirlo, ella ya había desaparecido con la brisa nocturna.
No tardó en aparecer de nuevo, con dos jóvenes muchachos dormidos de apenas veinte años...
--Ahora, mi pequeño guerrero, aliméntate de la energía del mundo, fuente de tu vida...eres un DIOS



9 Comentarios:

Asrham Rayeuk ...

Sencillamente espectacular, mi querido y pequeno guerrero bienvenido a este nuevo mundo.

Besos descarnados.

Luzdeluna ...

Asrham gracias por dejar tu huella en mi blog al visitarme! Bienvenida y Saludos

Autumn Sonnet ...

hace mucho no leia un buen cuento
como estas?
ojala que bien
pues yo decidi pasar por estos lados
quizas te escriba un mail
un gran beso
y no dejes de pasar por mi blog .P

Bastian Von Tunnen ...

Me encanto, entre nos... de donde lo sacaste? jaja quiero mas de esos cuentosssssssss
beso

Luzdeluna ...

Holaaaa Sirrrr como estas? claro q paso por tu blog! y espero tu mail, dale! una alegria leerte, sir!
Un abrazo

Luzdeluna ...

holaa Bastian! viste que impresionante relato!
Ojala supiera el autor!

Gitana ...

Perfecto como siempreeeeeeeeee!!!!!!!!!

Gitana ...

Puedo poner un link tuyo???

Luzdeluna ...

Gracias Gitana!
Claro que si Gitana! es mas, sería un honor para mi!!
Saludos

Los comentarios son moderados debido a la gran cantidad de span.
Gracias por comentar!
tu opinión será publicada en breve!

 
inicio